Skip to content

La guerra del opio

February 12, 2013

El opio había sido introducido en China y, para principios del siglo XVIII, la adicción al mismo se había convertido en un problema tan grave que el gobierno chino trató infructuosamente de prohibir su comercio.  Cuando los británicos descubrieron el valor del comercio del opio decidieron aprovecharse del mismo, haciendo que los chinos pagaran a los británicos por el opio, y usando éstos el mismo dinero para pagar por las mercaderías a los chinos.

A lo largo del siglo XIX, el comercio entre Gran Bretaña y China se limitó casi exclusivamente al tráfico de opio. El paulatino incremento del tráfico contribuyó a minar la empobrecida economía china. Gran Bretaña, al defender sus intereses comerciales, forzó la apertura del mercado chino a la intervención del resto de las potencias imperialistas.

 

Durante las primeras décadas del S. XIX, los gobernantes manchúes trataron de controlar el comercio con los países occidentales, centralizándolo en las ciudades de Macao y Cantón. Esta medida fracasó, pues el tráfico ilegal de la droga aumentó sin cesar a partir de 1820 y no dejó de crecer hasta finales de siglo. (6) El incremento del contrabando obligó al emperador manchú, preocupado por salvaguardar su autoridad y por acabar con el incremento del desequilibrio económico generado por el comercio ilícito, a hacer efectiva su prohibición. En 1839, el gobierno imperial efectuó un gran esfuerzo para suprimir el comercio el opio, y todos los almacenes fueron requisados (7), se destruyeron en Cantón mil trescientas toneladas de opio y se expulsó a los mercaderes británicos. Pero estos esfuerzos desataron discordias, librándose la primera Guerra del Opio (1839-1842). Gran Bretaña dio inicio a las hostilidades bombardeando varios fuertes costeros, hechos que fueron considerados por el gobierno manchú como actos de piratería. China no cedió a las presiones militares hasta que, en 1842, varios barcos británicos remontaron el YangTze hasta Nanking. Esta demostración de fuerza obligó al gobierno del emperador a firmar el tratado de Nanking (el primero de los llamados Tratados Desiguales), que terminó provisionalmente con las dificultades.

From → China

Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: