Skip to content

China en la Guerra Fria

May 6, 2013

Al abordar el estudio de las relaciones entre China y la ONU durante la Guerra Fría es más que perceptible cómo las mismas responden claramente, y ya desde el comienzo, al clima internacional vivido tras la Segunda Guerra Mundial. Su relacion no empezo bien, pues China había sido uno de los Estados fundadores de la organización internacional y desde su primera sesión en 1945 ocupó un puesto permanente tanto en la asamblea como en el Consejo de Seguridad, encontrándose incluso entre la delegación un miembro del PCCh . Sin embargo, la división bipolar afecto a asia y cambiaron las cosas.

Una vez que el gobierno de Beijing cambió su color al rojo, EE.UU., en su lucha contra la expansión comunista, se negó a aceptar la situación y consiguió que el sillón continuase en poder del gobierno nacionalista, exiliado en Taiwán. Como vemos, el papel estadounidense fue fundamental en esta cuestión pese al pretendido carácter global de la ONU, pero es que a ello hay que sumar que los acontecimientos en esta región durante las primeras décadas estuvieron lejos de jugar a favor de la causa de la República Popular. Sólo 9 meses después de la victoria de los de Mao estalló la guerra en Corea, y el apoyo de China al condenado como agresor le valió el rechazo de la gran mayoría de la Asamblea , en cuyo Consejo, además, no se encontraba el gran aliado soviético, retirado precisamente como protesta por la cuestión China. Esto muestra cómo las relaciones entre la RPCh y la ONU afectaron a más estados: tanto a Corea, cuya misión de las Naciones Unidas no pudo ser vetada, como a la URSS y Taiwán por sus constantes desencuentros en la Asamblea . Y en cualquier caso, los partidarios de mantener la representación nacionalista alegaron que la belicosidad china rompía con la idea fundacional de la ONU: el mantenimiento de la paz.

En los años 50 se estancó la situación, con la URSS primero y la India después como máximos aliados del gobierno de Beijing. Este cambio de aliado para China, no obstante, respondía nuevamente a las dinámicas de la región, y en años sucesivos se mostró como uno de los factores decisivos para la vuelta del gobierno comunista a la ONU: en la segunda mitad de los 50 soviéticos y chinos se encontraban cada vez más distanciados, y ello provocó que Washington empezase a ver la posibilidad de debilitar al que no dejaba de ser su principal enemigo, Moscú. Sin embargo, antes de que estas ideas cobrasen forma, la década de los 60 vio aparecer las mayores hostilidades entre China y la ONU: apartados durante años del concierto internacional y tras el ataque de Estados Unidos a Vietnam los dirigentes chinos declaraban que la Organización de Naciones no era más que un instrumento al servicio del imperialismo yanqui, e instaban a las naciones asiáticas y africanas, las más cercanas a China en tanto pertenecían al tercer mundo, a retirarse, aplaudiendo la valentía de Indonesia en este sentido.

From → China

Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: